Programación: el inglés del siglo XXI

Notas

El mundo está en constante cambio, la humanidad se desarrolla a pasos agigantados, y la tecnología no se queda atrás. Bajo este nuevo contexto, en donde la tecnología está en todas partes, es que surgen nuevas necesidades en la sociedad y con ello nuevas maneras de satisfacerlas. Hoy en día, la programación y la robótica son pilares fundamentales para las soluciones del mañana, pero por sobre todo, para las soluciones del presente.

 

Como se puede ver en el diario vivir, las máquinas nos rodean y se presentan en varias formas, muchas casi imperceptibles. Por ejemplo, algunas máquinas abren la puerta del mall, otras recargan saldo al número de celular o a la tarjeta BIP, incluso algunas pueden llegar a ser tan específicas como los robots que desactivan bombas, o que van a explorar el Espacio. Para poder comprender el funcionamiento de estas máquinas, es necesario familiarizarse con la programación.

 

Steve Jobs, cofundador y presidente ejecutivo de Apple, afirma que “todo el mundo debería aprender a programar, porque te enseña a pensar. Te enseña a ver las cosas de una forma distinta”.

 

Si durante gran parte del siglo XX, el inglés fue el lenguaje del futuro, hoy la programación es el lenguaje que toma ese rol, pues aprender a programar no es sólo crear un videojuego o hacer una página web, sino que permite y facilita la comunicación entre humanos y máquinas, y apunta a darle una solución metódica a un problema cuyo resultado es representado en un lenguaje de programación.

 

Para Alonso Mujica, cofundador de silabuz.com, startup peruana que fomenta la programación en colegios,“programar te enseña a analizar los problemas de una forma y a plantear una solución que es automatizable a través de una computadora”.

 

En un mundo globalizado, donde dos o más personas en distintas partes del planeta no tienen dificultades para comunicarse en el momento que lo deseen, gracias a los avances de las redes computacionales, la programación y la robótica juegan un rol importantísimo a la hora de interpretar problemas y generar soluciones.

 

En este escenario es indispensable que las nuevas generaciones, en especial que niños, niñas y jóvenes entiendan los procesos de programación y los apliquen por medio de la robótica, ya que serán ellos y ellas quienes co-habitarán con las máquinas, y estarán a cargo de redefinir el rol de la robótica en un futuro muy cercano.

 

David Arenas
Analista Programador Computacional
Estudiante Licenciatura en Educación Matemática y Pedagogía en Matemática, mención Educación en Tecnología
Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación
Profesor de Robótica Educativa
NeoEduca